Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Agresión
  • Register
Tienes un bebé menor a un año que cuándo se enoja intenta moderte o jalarte el pelo?

 

babypullhair

No estás sola!

Los niños a estas edades no han desarrollado control de impulsos y no tienen vocabulario, por lo cual ante la frustración hacen lo que les es instintivo: expresarlo de forma coporal. Es común en muchos niños. Recuerda esto para que te repitas "no es maldad, es falta de habilidad".

Muchas veces cuando censuramos una conducta, decimos que "no" hacer pero no decimos que "si hacer" en su lugar. Entonces cuando se enojan de nuevo, dado que no aprendieron cómo canalizar su enojo, es probable que se repita de forma incesante ya que no hubo un aprendizaje de ninguna habilidad nueva.

Ahora, es importante rescatar que se trabaja distinto si lo hizo como juego o partiendo de un enojo.  
Si el bebé está bravo y jala el pelo/muerde/pega:

 

  • 01- Lo primero es identificar si lo hace en algunos momentos determinados (Cuando tiene hambre, sueño, etc) y ver si es algo que podemos prevenir.
  • 02- Cuando lo haga, le dices con voz firme pero amable "no mordemos, a mamá le duele". 
  • 03- Después le dices que "si" hacer. Esto según la edad y el nivel de aprendizaje se puede variar:
    - Canalizar el deseo: "Si tienes ganas de morder, puedes morder esto (y le das algo para las encías)"
    - Directivo a otra actividad: "Si estas molesto, puedes gruñir como dinosaurio, así (y le explicas como")
    - Opciones: Si estas molesto, puedes romper este papel o puedes jugar con los bloques. Ten, aca estan los 2 (tenlos a mano).

    El aprendizaje sólo está completo cuando les damos algo aceptable en lo que puedan invertir la energía.
    Si se rie, es un juego y es divertido para el. Por lo tanto lo manejamos diferente:

    1. Que tu reacción sea neutral (no es regaño porque el está jugando pero no son risas porque no es divertido para vos. Y a veces nos reimos de ver que a ellos les hace gracia.)
    2. Le dices firme con un tono neutral "a mamá no le gusta los mordiscos amor, ten, muerde esto" (o algo en ese estilo con tus palabras)
    3. Cambias de juego (el mensaje es: si mordemos el juego se detiene)
    4. A los minutos puedes jugar algo bien activo para que termine de sacar las ganas de jugar, algo bien físico como a dar vueltas o bailar o algo que lo mate de risa para terminar de sacudir esas ganas de juego (cosquillas no sirve para esto).

    Si te muerde a menudo con risas, tomalo como su forma de decirte "necesito que juguemos más".

    A veces las mamás queremos muchos besos, y abrazos y ternuras... pero ellos quieren juegos y reirse y algo más activo que eso. Dáselo!

 

¿Quieres más tips y consejos de disciplina y crianza respetuosa? Subscríbete al boletín gratuito y nos hablamos todas las semanas

 

Andrea Acosta, Psicóloga

"Disciplina con Empatía": www.disciplinaconempatia.com

Derechos Reservados. 

Contáctame

  • Santa Ana, Piedades. Costa Rica
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.