Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Berrinches
  • Register

ignoringtantrumEs común escuchar a profesionales decir que los "berrinches" deben ser ignorados para que no se repitan. También se dice que se les debe poner atención sólo cuando se han calmado. Se dice eso bajo la premisa conductual de no reforzar conductas inapropiadas y que al reforzar las que nos gustan, entonces comenzamos a ver diferencias positivas. 

A simple vista parece lógico no?

Bueno el problema es que estamos partiendo de una falacia y por lo tanto cualquier deducción basada en ella, es un desprendimiento lógico pero erróneo. A que me refiero? 

 

  1. El ser humano es una criatura compleja: Los humanos no somos solamente un conglomerado de conductas, tenemos motivaciones, intenciones y sentimientos. No actuamos exclusivamente por motivaciones extrínsecas (reforzadores), inclusive son las motivaciones intrinsecas las más poderosas y perdurables a lo largo del tiempo. Un niño no tiene un berrinche simplemente porque decidió que fuera así, decir eso sería olvidar todo lo que se sabe de desarrollo infantil. Un niño es una criatura en formación en cualquier sentido de la palabra. Los niños son complejos, así como los adultos son complejos. Si la crianza fuera tan sencilla cómo decir ignora las conductas del otro que no te gustan y ponle atención a las positivas, entonces creo que ninguno tendría preguntas. Creo inclusive que no habrían divorcios ni problemas en las relaciones humanas. Y sin embargo los hay. Los seres humanos sólos complejos desde nuestro nacimiento. Y eso es bueno. Eso nos diferencia del resto de los animales.  
  2. La conducta no significa nada sin el contexto. El conductismo asume que todos los berrinches caben en el mismo bolso de la misma conducta que queremos erradicar, por lo tanto sugiere ignorarla (Extinción) con este próposito. Veamos estas situaciones: • El almuerzo suele ser a medio día, pero andas haciendo mandados con tu hijo de 2 años. Es la 1pm y estás pegada en el banco haciendo fila. Tu hijo tiene un berrinche • Estás quitándole la siesta del medio día a tu hijo de 2 años y medio. Son las 4pm y tu hijo tiene un berrinche • Tu hijo quiere jugar con un cuchillo. Por su seguridad le dices que no es posible y tu hijo tiene un berrincheBajo la premisa de extinción nada de este contexto es necesario, simplemente ignora la conducta no deseada para que desaparezca (los berrinches). Y sin embargo todas tienen causas distintas, el primer berrinche es probablemente el resultado de hambre y aburrimiento/estrés; el segundo seguramente es motivado por el cansancio derivado de remover una siesta diurna y la tercera es el resultado normal de un niño desarrollando tolerancia a la frustración. Qué pasaría si en medicina se diera el mismo medicamento a todos los dolores de cabeza y los doctores nunca analizaran la causa? Es igual un dolor de cabeza por estrés que uno por una infección que uno por un tumor? Es igual el tratamiento? La respuesta es un claro no. La causa sí cambia el tratamiento. En la crianza y la psicología ha de ser lo mismo
  3. La doble moral: Estás teniendo un problema con tu relación de pareja y deciden ir dónde un terapeuta de pareja. Un buen terapeuta les ayudará a modificar su relación, entenderla, entenderse y lograr resolver sus problemas. El terapeuta no te dice "Cuando tu marido haga algo que no te gusta, ignóralo. No hables con él porque sino refuerzas su conducta". Es más, probablemente ya lo haz hecho y has descubierto que ignorar a tu marido a la luz de un problema, no es prudente y suele tener pésimos resultados. Probablemente tampoco te diga "Si ves a tu marido estresado o llorando por algo, ignorálo para que aprenda". Estos consejos no sueles escucharlo en ningun otro tema más que en el tema de los niños y la crianza, para todos los demás temas parece que sí vale la pena indagar, aprender y ser mejores.  
  4. Ignora el desarrollo cerebral de los niños: Sabías que el control de impulsos y la baja tolerancia a la frustración se deben a que la corteza pre-frontal inicia su desarrollo a partir de los 3 años? Esta es la encargada del razonamiento lógico, capacidad de abstracción, pensamiento lineal y capacidades superiores. En otras palabras, también se encarga de que cuándo nos enojamos, podamos pensar y controlarnos. La etapa más común de los berrinches (2-3años) es una edad en dónde esto es un faltante en su desarrollo. El ignorar a un niño con la intención de disminuir la repitición de la conducta, asume que el niño tiene la capacidad inherente para actuar distinto y que por lo tanto puede ser ignorado. La neurociencia ya demostró repetidas veces que no es así.  
  5. No enseña expresión adecuada de emociones: Cuándo queremos que un niño aprenda a andar en bici le enseñamos. Nunca he visto a un padre que le de la bici y lo ignore cuando se caiga y unicamente lo vuelva a ver cuando lo ha hecho bien. Espero no verlo. Lo mismo aplica para cualquier conocimiento como lectura, matemática o andar en carro. La expresión adecuada de sentimientos se enseña. El niño no nace con estos conocimientos (ni sabiendo andar en bici) por lo tanto es nuestra responsabilidad enseñarle al niño qué hacer cuándo este molesto (una respuesta asertiva).  
  6. No enseña empatía: Un niño es que contenido aprende que todo ser humano necesita amor en los momentos más díficiles. Un niño que es contenido es más propenso a ofrecerle contención a un niño o un padre llorando. Han aprendido que la compañía y el amor sana. La empatía también se aprende y se hace mediante el ejemplo
  7. Autoregulación: La autoregulación es una habilidad que también se aprende. Se puede hacer a cualquier edad, sin embargo entre más pronto iniciemos, menor es la curva de aprendizaje. Muchos expertos dicen que hay que ignorarlos para que aprendan a autoregularse y sin embargo se ignora que para que un niño aprenda cómo autoregularse, primero tiene que ser contenido. El niño tiene que aprender que los sentimientos negativos como ira o miedo, pueden ser controlados. Que no son enemigos nuestros y que podemos manejarlos. Esto se aprende mediante la contención. Una vez que un niño ha sido contenido repetidas veces, el niño crea sinapsis (circuitos) que le enseñan como regularse el mismo en el futuro. Esto no se enseña con la extinción. La neurociencia nuevamente ha desmentido teorías invalidas cómo esta.  
  8. Se siente mal: Cualquier niño y cualquier padre que haga esto, sabe dentro de sí mismo que se siente antinatural.Los niños buscan nuestros brazos. Nuestro instinto nos llama a consolar.Nuestro instinto es el resultado de millones de años de evolución y se mantiene presente por la misma necesidad que tiene el ser humano de sobrevivencia física y emocional. La ciencia no ha de usurpar el lugar del instinto, ni de anularlo o aminorarlo.  

 

Ahora, esto no significa que hemos de quedarnos estáticos ante los berrinches. Sin embargo el proceso es distinto:

  • Se contiene: Se sostiene en el momento de estrés, ya sea con brazos, con palabras o con una presencia atenta y amable
  • Se educa: Cuándo el niño está calmado, le vamos a enseñar cómo si expresar su enojo y su decepción de formas adecuadas. 

 

¿Quieres más tips y consejos de disciplina y crianza respetuosa? Subscríbete al boletín gratuito y nos hablamos todas las semanas 

 

Enfoque "Disciplina con Empatía". Original de Andrea Acosta, Psicóloga. Derechos Reservados

Contáctame

  • Santa Ana, Piedades. Costa Rica
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.