Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Todos los artículos
  • Register

kidupsetHemos crecido con la idea de que los niños no tienen derecho a enojarse.

Que han de ser felices y jubilosos todo el día, sin derecho a expresar sus emociones negativas. Pero todas las personas nos enojamos, nos frustramos, nos ponemos tristes y nos decepcionamos. Es instrínseco a la condición del ser humano, desde los más pequeños hasta los más grandes. Pero a veces se nos olvida que nuestros hijos son personas. No son caricaturas ni posesiones, son seres humanos que aman, sienten, piensan y opinan. 

Pero qué pasa cuándo las emociones que sienten no nos gustan?

 

 

Muchas veces esperamos que al decir que "no", su reacción sea inocua o de agradecimiento.  Esperamos decir que no a un chocolate y que ellos no se enojen ni sientan decepción alguna. Y si lo hacen, los tildamos de rebeldes, malcriados o insolentes. Cuando todo lo que han hecho es ser humanos expresando una emoción que como adultos expresamos muchas veces al día (Podemos intentar ver cuántas veces nos enojamos en el trabajo, con nuestras familias, nuestros amigos, con nuestros hijos, en internet, etc y veremos que tan frecuente nos pasa). 

Pero al pensar que ellos no tienen derecho a enojarse: 

  • Castigamos: Castigamos si nuestros hijos se enojan o se frustran. Creemos que su llanto es una ofensa a nuestra integridad. Que su llanto es una señal inequívoca de su mal caracter que tiene que ser corregido. Como si nosotros nunca nos enojaramos (O cuántas veces les gritamos o hasta les pegamos?)
  • Ridiculizamos: Usamos frases descalificantes ante su llanto "Que feo se ve llorando", "Solo los chiquitos llorones lloran por eso" "Qué delicado" "Que sensible" "Que llorón" "Qué cansado con usted mariqueando a cada rato"... Y pensar que si alguien nos dijera eso a nosotros, probablemente no sólo nos indignaríamos sino que tildaríamos a la persona de insensible, grosera y concha.
  • Burla: Los vemos llorando y nos reímos. Decimos cosas como "Que vacilón que llora" "Que risa me da verlo así" "Parece un muñequito llorando"... cómo si el estado de ánimo de nuestro hija fuera risible. Cómo si eso lo ayudará... Cómo si no gustaría que alguien nos dijera eso El llanto de tu hijo no es contra ti. No es un ataque. Son las emociones de nuestros hijos, son momentos de vulnerabilidad humana. A veces se siente díficil porque creemos que es un reflejo nuestro, que tenemos que arreglar las cosas o detener el llanto. No tenemos que hacer esto.

Lo que tenemos que hacer es:

  • Mantén tu límite: No se trata de evitar el llanto, sino de no castigarlo. De comprender que es nuestro trabajo poner reglas que los cuiden pero al mismo tiempo comprender que tienen derecho a que no les guste. Seamos líderes, pero líderes gentiles. Firmes pero amorososo y comprensivos. Mantenemos nuestra respuesta pero los acompañamos en su frustración hacia ella. 
  • Acompañar: Permítele sentir sus emociones. Quédate cerca. Puede que te permita abrazarlo u ofrecerle un abrazo. Puede que simplemente estés lo suficientemente cerca para que él te toque o puede que inclusive te pida un espacio. Lee a tu hijo, él te dirá lo que ocupes, pero ante todo es necesario que estés disponible física y emocionalmente para ayudarlo a procesar sus emociones
  • Refleja: Ayúdalo a entender cómo se siente. Pon en palabras lo que crees que puede estar sintiendo o pensando "Estás decepcionado porque querías quedarte más tiempo donde abuela y te dije que no? Entiendo. A veces nos sentimos triste porque queremos estar más tiempo ahí"
  • Educa: En caso que acompañado al enojo exista una conducta agresiva (morder, pegar, etc), ayúdalo a expresar ese enojo de otra manera (Revisa nuestros posts en estos temas) 
  • Ayuda a resolver conflictos según su vocabulario (3+): Usa preguntas en lugar de dar respuestas "Qué crees que podríamos hacer?" "Cómo podemos resolver esto juntos?" "Se te ocurre alguna idea?". Los involucras en el proceso, desarrollas criterio, resolución de conflictas y validas sus opiniones al mismo tiempo

Y recuerda:

  • El enojo no es algo que deba suprimirse ("deja de llorar") a ninguna edad. 
  • El enojo es normal a cualquier edad
  • Las lágrimas o el llanto no es "malacrianza", es la forma por excelencia de ser humano para desahogarse (Las lágrimas.. amigas o enemigas?)
  • Tu hijo tiene el mismo derecho que vos a enojarse. Es un derecho humano a toda edad
  • Educa la expresión en caso que sea agresiva (Puedes buscar en nuestros posts)Cuándo tu hijo se enoje, intenta comprender cómo te hubieras sentido tú.

Respira, acompaña y ayudalo que depende de ti.

 

¿Quieres más tips y consejos de disciplina y crianza respetuosa? Subscríbete al boletín gratuito y nos hablamos todas las semanas

 

Andrea Acosta, Psicóloga

"Disciplina con Empatía": www.disciplinaconempatia.com

Derechos Reservados. 

Contáctame

  • Santa Ana, Piedades. Costa Rica
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.